Publicaciones

Las barreras rígidas y las elásticas representan hoy en día los más importantes sistemas de protección contra caída de rocas.

Las barreras rígidas y las elásticas representan hoy en día los más importantes sistemas de protección contra caída de rocas.  Cuando por motivos comerciales, de seguridad o de acceso no es posible aplicar soluciones de estabilización de la roca en la zona de “stripping”, las barrera   s son la solución más eficaz que se puede aplicar. Las barreras están proyectadas para deformarse progresivamente bajo el efecto de cargas impulsivas, absorbiendo la energía generada en su deformación (Figura 1). Los actuales sistemas de barreras tienen una capacidad de absorción de energía de hasta 8.500 kJ. Donde el espacio lo permita, se pueden utilizar sistemas de protección con mayor poder de absorbimiento, como por ejemplo valles anti caída de rocas (foto 1, 2).   Las principales ventajas de utilizar este sistema de protección son: – reducción de costos; – capacidad casi ilimitada de absorción de la energía > 20.000 kJ; – poco mantenimiento, ya que el sistema puede ser impactado varias veces sin que por esto pierda funcionalidad. Maccaferri ofrece una amplia gama de soluciones para realizar sistemas de protección (Figura 2). A la fase del proyecto le siguen la selección del tipo de barrera a utilizar, su colocación, altura y capacidad de absorción. Es necesario efectuar un análisis técnico y económico con base en el tipo y en el volumen de material que se puede desprender de la ladera.Las características principales de una barrera, que se determinan mediante cálculos, son: Capacidad de absorción de energía [kJ]: se determina después de haber calculado el volumen y la velocidad de impacto del material; Altura y posición de la barrera: se estima por medio del estudio de las trayectorias de lanzamiento de las rocas, de la geometría y el declive de la ladera; Altura residual mínima: depende de la probabilidad de un segundo impacto (después del primer impacto, la barrera debe tener una altura residual suficiente como para absorber un segundo impacto); Máxima deformación: depende de la vulnerabilidad de la estructura a proteger y de su colocación.La deformación máxima de una barrera es una característica muy importante de estos sistemas y es la que, en la mayor parte de los casos, permite seleccionar la posición de instalación y el proveedor del sistema.     Por ejemplo: una barrera Maccaferri, modelo RMC 200/A, de 2.000 kJ con una deformación máxima de 5.25 m, no se puede montar a una distancia menor de 5.25 m más un cierto margen de seguridad desde el “target” (Figura 3).   En la Tabla 1 se presentan los principales sistemas de protección con barrera de marca Maccaferri. Todos los sistemas de protección con barrera Maccaferri han sido probados según los estándares de la norma ETAG 027.  

Leave a Reply

Your email address will not be published.