Revista Identidad

Facultad de Ciencias de la Educación

La Revista Identidad tiene ya en su haber muchos años, cuya publicación ha sido intermitente; sin embargo, ahora reaparece para quedarse, esperamos que definitivamente; son el deseo institucional y la coyuntura científica los que así lo reclaman.

La Facultad de Ciencias en la Educación, en estos últimos años, ha alcanzado logros muy interesantes, sobre todo al nivel de la acreditación de sus ocho Escuelas Profesionales, proceso que continúa con el trabajo para su reacreditación; en este contexto, decíamos antes que la Facultad debe ingresar a un proceso de transformación progresivo pero real, y responder con resultados a los grandes desafíos de la sociedad del conocimiento, porque como institución que transfiere conocimientos, debe promover la investigación científica en el campo de la acción educativa, la pedagogía y el humanismo. Es nuestro deber moral que ligado a la formación profesional de nuestros estudiantes, pueda generarse el compromiso por la educación de calidad, en aras de contribuir de modo directo y decisivo al desarrollo social de la región.

La universidad, desde su creación en la Edad Media, siempre ha estado en proceso de cambio, sobre todo respecto de sus roles. Ortega y Gasset sostenía que la Universidad Medieval se ocupaba de la cultura como idea sobre el mundo y la humanidad, descuidando la ciencia. La universidad continuó siendo la misma hasta las grandes reformas de Napoleón, en el siglo XVIII; sin embargo, Wihelm V. Humboldt, quien redefinió la Universidad en función de la investigación, considera que la ciencia, basada en la razón teórica moderna, es función básica en las universidades; por tanto, debe serlo en la Facultad de Ciencias en la Educación.

Proyectos académicos de este tipo no siempre son fáciles de echar a andar. Lo cierto es que sin la feliz concurrencia de autoridades, docentes, administrativos y amigos, quizá las dificultades hubiesen sido mayores. En esta perspectiva, va nuestro reconocimiento a los docentes de la facultad, que con sus trabajos de investigación han contribuido con esta primera entrega, tanto como a los docentes de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, sobre todo en la persona de un amigo de las Reflexiones Filosóficas, el filósofo Miguel Polo Santillán, cuya autoridad académica radica precisamente en sus ensayos sobre la ética y la moral, tan necesarios en la coyuntura actual. Igualmente, nuestra gratitud a Claudio Ramírez Angarita, destacado y reconocido docente de la Universidad La gran Colombia.

Finalmente, nuestra gratitud al señor Rector, Dr. Reynaldo Ostos Miraval, por su interés en hacer realidad esta publicación, de la misma manera, hacemos llegar nuestro reconocimiento al Vicerrector Académico, Dr. Ewer Portocarrero Merino y al Vicerrector de Investigación, Dr. Javier López y Morales. Al Dr. Andrés Cámara Acero, Decano de nuestra Facultad, va el reconocimiento sin por destacar la importancia de una revista académica y su confianza depositada en la comisión.

Director: Arturo Lucas Cabello